Resto del Mundo

Policía asesinado durante tiroteo en Nueva York era dominicano

Policía asesinado durante tiroteo en Nueva York era dominicano
Policía asesinado durante tiroteo en Nueva York era dominicano

El policía Jason Rivera de 22 años de edad y asesinado en un apartamento de Harlem, era dominicano, nativo de San Francisco de Macorís y residía en el vecindario Inwood del Alto Manhattan.

A Rivera, lo atacó a tiros el afroamericano Lashawn McNeil quien se atrincheró en una habitación del edificio 119 Oeste en la calle 135 en el área del hospital Harlem cuando el oficial Rivera y su compañero Wilbert Mora, quien sigue grave en un hospital después de resultar baleado, entraron al lugar.

Mientras que, a Mora lo operaron el viernes en la noche y este sábado lo someterán a otra cirugía debido a que continúa con una de las balas alojada en el cerebro.

Realizarán vigilia

líderes religiosos y comunitarios de Harlem están convocando una vigilia a las 6:30 de esta tarde, frente al cuartel 32 donde estaba asignado el oficial dominicano.

Rivera, quien llegó niño a Estados Unidos, inclinó vocación por la policía después de verse involucrado en un incidente con oficiales que detuvieron un taxi en el Alto Manhattan y trataron al conductor y los pasajeros inapropiadamente.

En su carta de motivación para ingresar a la academia del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), Rivera relató detalles del incidente diciendo que decidió enrolarse en la uniformada porque quería ser un policía para ayudar y tratar bien a la comunidad.

El asesino residía en Maryland de donde se movió a Nueva York a pedido de su madre que siempre temió un incidente violento ya que Lashawn gustaba andar armado.

Una versión surgida la tarde de este sábado sostiene que la pistola usada por él para atacar a Rivera y Mora, era propiedad de su madre que trataba de mantenerlo alejado de las armas y le prohibió llevarlas a la casa.

Se cree que por ser novato con menos de 2 años en el NYPD, Rivera no tomó la precaución de entrar con Mora pistola en manos a la habitación por lo que ambos oficiales fueron sorprendidos después que la madre del asesino, les aseguró que no había armas en el apartamento y los policías se confiaron.

Mora entró a la policía en 2018.

Sobre el ataque

El ataque se produjo a las 6:15 de la tarde cuando el 911 recibió una llamada sobre una discusión doméstica. Rivera y Mora los enviaron a una supervisión de control.

La madre le pedía a McNeil, de 47 años, que la ayudara con su hermano discapacitado, dijeron vecinos a medios locales. Dijo a los investigadores que sabía que McNeil tenía un historial de porte ilegal de armas; aseguró que le había advertido que no trajera armas de fuego a su casa mientras ayudaba a su hermano.

La madre no creía que McNeil tuviera un arma en la casa cuando llamó a la policía para pedir ayuda el viernes por la noche.

Otra de las versiones asegura que la discusión en el apartamento escena del ataque a los policías no fue violenta, sino “normal”.

Después de hablar con la madre, dos de los oficiales caminaban por un estrecho pasillo hacia una habitación trasera; McNeil supuestamente abrió la puerta y disparó.

Cuando McNeil trató de escapar, el tercer oficial abrió fuego y lo baleó en la cabeza y el brazo. A McNeil lo sometieron a una cirugía el viernes por la noche.

En la escena se recuperó una pistola Glock calibre .45 con un cargador de alta capacidad que puede disparar hasta 40 rondas adicionales.

El arma de fuego la reportaron como robada en Baltimore, dijo la policía de Nueva York.

McNeil es un delincuente convicto con antecedentes penales extensos que estaba en libertad condicional en el momento de los disparos, dijeron las autoridades.

Más contenido por Joseiri Novas Urbaez