Más de 3,000 fallecidos y retroceso económico entre las secuelas dejadas en un año por COVID-19
PUBLICIDAD X
CONTINUAR A CDN.COM.DO
En Vivo

Más de 3,000 fallecidos y retroceso económico entre las secuelas dejadas en un año por COVID-19

Un saldo que supera los tres mil fallecidos y 45 mil los casos activos, la caída del 6% del Producto Interno Bruto y la docencia a distancia son parte de las secuelas dejadas en la República Dominicana tras arribar a un año con la pandemia del COVID-19.

Con el inicio del plan nacional de vacunación se vislumbra una luz al final del túnel.

Detectado en diciembre del 2019 en Wuhan, China, como un brote de neumonía, el COVID-19, no fue sino hasta el 31 de enero declarado como emergencia internacional por la Organización Mundial de la Salud.

Desde entonces se expandió por el mundo, hasta llegar a convertirse en pandemia, con una cifra global de decesos de 1,6 millones de personas.

En República Dominicana, el primer caso importado se registró el 1 de marzo, desde entonces, las cifras de infectados y muertes han ido en ascenso, experimentando su mayor pico entre julio y agosto.

Esta situación provocó el cierre de los principales puntos de entrada y salida del país, declaratorias de estados de emergencia, medidas restrictivas de movilidad, uso obligatorio de mascarilla, hasta hacer de la covidianidad un nuevo estilo de vida.

En más de una ocasión la falta de pruebas diagnósticas, el colapso de la ocupación hospitalaria en unos ochos establecimientos de salud que tuvieron que ser destinados para COVID-19, las quejas del personal sanitario por la falta de insumos y equipos de bioseguridad marcaron la primera etapa de la pandemia en el país.

Este panorama se agravó aún más con las elecciones presidenciales y congresuales, lo que obligó al nuevo gobierno a  centrar sus primeros meses de gestión en contener el virus con el aumento del presupuesto de salud de RD$52 mil hasta los RD$RD$66 mil millones de pesos.

El país no solo sufrió el peor retroceso económico en las últimas décadas, sino también a nivel educativo se ha visto reflejado con la distancia y virtualidad de la docencia con el reinicio del año escolar.

Otro pico de casos se volvió a registrar en el país durante las festividades de navidad y Año Nuevo, lo que provocó nuevamente el endurecimiento de las medidas.

A esto se sumó la promesa de la llegada de los primeros lotes de la vacuna para el mes de enero y no fue sino hasta mediados de febrero con unas 30 mil dosis de la Covishield o AstraZeneca y el lanzamiento de un Plan Nacional de Vacunación.

Una semana después llegó un tercer lote de 768 mil de la farmacéutica china o Sinovac, con las que se terminaría la primera fase del plan, sin embargo estas vacunas no se tenían contempladas en los acuerdos de compraventa del gobierno que asegurarían unas casi 20 millones de dosis para inmunizar a 7.8 millones de dominicanos antes de finalizar el año.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

AnteriorSalud Pública reporta 608 nuevos casos COVID y notifica 7 muertes
SiguienteLa política climática de Macron recibe un varapalo de un órgano ciudadano