“¿Joe estás vivo, estás bien?”, el último mensaje de la madre al policía asesinado en Nueva Jersey
PUBLICIDAD X
CONTINUAR A CDN.COM.DO
En Vivo

“¿Joe estás vivo, estás bien?”, el último mensaje de la madre al policía asesinado en Nueva Jersey

Estaba vestido de civil como un encubierto cuando le dispararon en el cementerio

Nueva York._ Ignorando que ya su hijo estaba en la morgue del hospital con un balazo en la cabeza al que no sobrevivió, la madre del policía Joseph (Joe) Michael Seals, asesinado el martes en un cementerio de Nueva Jersey por una pareja llena de odio contra los israelitas judíos ortodoxos, la madre del agente Deborah Perruza, le envió un mensaje preguntándole “¿Joe, estás vivo, estás bien?”, mientras ella escuchaba sobre el enfrentamiento a tiros desde el interior del supermercado judío.

“No me respondió y no supe más de él”, le dijo la madre a la cadena Fox News ayer miércoles, relatando sus momentos de angustia y el negro presentimiento que la asaltó.

Lo volvió a ver, dijo, cuando ella y otros tres familiares fueron a la morgue a identificar oficialmente el cadáver de su hijo, ascendido recientemente a detective y veterano de 13 años en la policía de Jersey City.

Dijo que en el hospital solo dejaban entrar cuatro familiares a la vez, mientras docenas de colegas, como es costumbre en Estados Unidos, estaban en formación, y saludando militarmente al caído.

Los investigadores dicen que Seals, de 40 años de edad, estaba investigando a la pareja afroamericana de David N. Anderson y Francine Graham por el asesinato de un taxista de Uber, cuando los ubicó en el cementerio y allí lo emboscaron ejecutándolo de un tiro, luego de robarse un camión de mudanzas de la empresa U-Haul y luego fueron al establecimiento donde mataron a las otras tres víctimas.
La madre relató que el cuerpo de su hijo estaba inerte en una superficie sólida.

“Sus ojos se habían puesto negros y tenía una toalla en la parte posterior de su cabeza donde le habían disparado”, añadió ella.

"Cuando lo vi ayer, acostado allí, fue repugnante, ¿cómo puede la gente ser tan cruel?", señaló la señora Perruzza.

Ella recordó que su hijo fue parte del esfuerzo de la policía de Jersey City para sacar las armas de las calles.

Estaba vestido de civil como un encubierto cuando le dispararon en el cementerio.

La madre reside a unos 20 minutos de la escena del tiroteo, en su casa de Bayonne, un tranquilo suburbio de Nueva Jersey, en ese momento.

"Estaba viendo las noticias y vi que hubo un tiroteo y que no era muy lejos de mí", dijo. "Vi que la situación era en el distrito donde trabajaba mi hijo".

Entonces, le envió el mensaje de texto al hijo porque pensó que él estaba trabajando en el turno de noche, para ver si había oído hablar de los acontecimientos que se desarrollaban.

"Le envié un mensaje de texto preguntándole “Joe, ¿estás vivo?, ¿estás bien?, pero nunca escuché de él", dijo. "Llamé a su esposa pero ella no había escuchado nada".
Luego recibió una llamada de su hija dándole la horrible noticia.

Seals fue asesinado de dos balazos, uno en la cabeza y otro en la parte superior del brazo. Fue declarado muerto en el hospital.

"Seguí pensando que no era real", dijo Perruzza. "Seguía viendo las noticias y veía su foto y me decía a mí misma, ¿por qué él?, ¿por qué él?'.

Agregó que su hijo siempre un hombre que puso a su familia primero. “Pero tenía un lado revoltoso”, dijo la madre con una pequeña sonrisa.

Dijo que su hijo hacía reír a todos en el colegio católico donde estudió y le gustaba vestirse de payaso para los eventos.

La madre cuenta que desde pequeño, su hijo se propuso ser un oficial de policía. “Era inevitable, cuando era niño, jugaba a policías y ladrones todo el tiempo”.

"Siguió sus sueños. Quería ser un oficial de policía. Era todo lo que siempre había querido hacer y lo logró", dijo Perruzza. "Todos lo amaban. Era un policía justo. Ayudó mucho a la gente".

Perruzza dijo que los amigos de su hijo en la fuerza llegaron el martes por la noche para expresarle sus condolencias.

"Tenía policías llorando en mi regazo", dijo.

Por ahora, dijo Perruzza, tiene que poner cara de valiente y mantenerse fuerte para su familia, que sin poder hacer nada vio al padre de Seals fallecer de cáncer de pulmón hace dos años.

Una campaña de recaudación de fondos en la plataforma GoFundMe, para ayudar a la viuda y los hijos del policía, había recaudado en apenas un día, más de $700 mil dólares en donaciones del pueblo.

Por: Miguel Cruz Tejada

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

AnteriorCOOPBUENO reinaugura ofcina Guayubin
SiguienteDigesett retiene motocicletas de alto cilindraje introducidas a RD de manera ilegal