El “Escuadrón del Placer” de Kim Jong-un: colegialas vírgenes seleccionadas para entretener a los jerarcas norcoreanos
PUBLICIDAD X
CONTINUAR A CDN.COM.DO
En Vivo

El “Escuadrón del Placer” de Kim Jong-un: colegialas vírgenes seleccionadas para entretener a los jerarcas norcoreanos

Dentro de los muros de sus palacios ultra protegidos, funciona su “Escuadrón de Placer”

Hace semanas que las dudas sobre estado de salud del dictador norcoreano Kim Jong-un ocupan los medios internacionales. “Muerto”, “en estado vegetativo”, “convaleciente de una compleja cirugía”... Varias fueron las teorías, hasta que ayer la televisión estatal aseguró que Kim Jong-un reapareció en un acto oficial. Al parecer, está autoconfinado en un complejo de lujo.

Justamente allí, dentro de los muros de sus palacios ultra protegidos, funciona su “Escuadrón de Placer”, un grupo de jóvenes que proporciona entretenimiento a los altos funcionarios de Corea del Norte.

La idea de poner en marcha este grupo secreto de esclavas sexuales no es del actual dictador, sino que la ideó su abuelo, Kim Il-sung, el ingeniero de la Corea del Norte hermética que sobrevive en la actualidad. Y en 2018, Kim Jong-un resucitó una de las tradiciones más oscuras del régimen.

Según publicó The Sun, se trata de un harén de 2.000 mujeres que canta y baila para la élite de la nación… Y también participa en extraños juegos sexuales y orgías. El medio británico agrega que en el perturbador escuadrón hay adolescentes, sacadas directamente de la escuela y explotadas sexualmente.

Los desertores de Corea del Norte incluso dicen que las jóvenes tienen que someterse a exámenes médicos invasivos para probar que son vírgenes antes de incorporarlas al harén.

El Escuadrón del Placer o “Kippumjo” nació durante el gobierno del fundador de Corea del Norte, Kim Il-sung, quien aún es considerado el Presidente Eterno del país, a pesar de haber muerto en 1994. A finales de los 70, en la cúspide de su poder, envió a sus funcionarios a recorrer la nación en busca de las jóvenes y niñas más atractivas del país para que actuaran como cantantes y bailarinas.

Algunas de ellas también comenzaron a trabajar como sirvientas, pero a las más atractivas se les ordenó que se convirtieran en “mujeres de consuelo” para los funcionarios poderosos. Muchas tenían menos de 15 años y a veces incluso eran recomendadas por sus escuelas para ingresar al grupo.

Kim Il-sung apuntó a las vírgenes específicamente porque creía que tener sexo con ellas le permitía absorber el “ki” o fuerza vital de una chica.

Las autoridades les decían a los padres de las niñas que sus hijas estaban siendo llevadas a una importante misión para servir a Kim Il-sung, y no tenían voz ni voto en el asunto. Las niñas se mantendrían en las mansiones de los líderes del partido y se esperaba que hicieran lo que se les ordenara..

Los oficiales del ejército norcoreano a menudo tomaban a las mujeres como esposas después de que se “retiraban” del escuadrón a los 20 años.

Una vez que llegan al Escuadrón de Placer, las chicas son clasificadas en diferentes unidades. Algunas cantan y bailan, mientras que otras dan masajes. Pero una tercera rama de la Brigada del Placer, el Manjokjo, tiene la tarea explícita de proporcionar servicios sexuales.

Después de la muerte de Kim Il-sung, su hijo, Kim Jong-il, mantuvo la Brigada del Placer y, en simultáneo, tenía una serie de amantes.

Kenji Fujimoto, un chef de sushi que trabajó para los Kim entre 1989 y 2001, afirmó que el hermano de Kim Jong-il, Jang Song Thaek, “audicionaba” a las chicas para el dictador. El cocinero reveló que antes de formar arte del grupo, las jóvenes eran obligadas a tener sexo con Jang Song Thaek.

Pasó el tiempo y Jang Song Thaek no siguió con su perverso casting porque fue ejecutado brutalmente: una versión cuenta que lo mató el pelotón de fusilamiento por orden de su sobrino, Kim Jong-un. Se dice que el tío fue volado en pedazos por ametralladoras antiaéreas antes de que sus restos fueran incinerados por lanzallamas. Otra versión, asegura que fue devorado por una jauría de perros hambrientos, también por orden de Kim jong-un.

En 2010, una mujer conocida como Mi Hyang desertó a Corea del Sur, afirmando haber estado en la Brigada del Placer de Kim Il-sung durante dos años. Contó que fue reclutada a los 15 mientras aún estaba en la escuela.

“Inspeccionaron a todas las estudiantes y seleccionan a algunas. Yo fue una de ellas. Hicieron un registro detallado de mi historial familiar y escolar”, escribió en un blog. “Me preguntaron si alguna vez me había acostado con un chico. Me sentí tan avergonzada de escuchar tal pregunta”.

Lee Il-nam, el sobrino de Kim Il-sung, mencionó a la Brigada del Placer en unas memorias que publicó mientras vivía en el exilio antes de ser asesinado en 1997. Lee pintó un cuadro de fiestas salvajes en la residencia de Kim en Pyongyang. “La rutina de las fiestas incluía comer, beber y bailar, pero normalmente terminaba con juegos eróticos”, escribió Lee.

"Uno de los favoritos era un juego en el que los perdedores tenían que quitarse la ropa uno por uno. Se hacía cumplir, independientemente de los hombres o las mujeres. “Si se emborrachaban mucho, también jugaban a afeitarse el pelo. Si los hombres perdían, se les afeitaba parte del pelo de la cabeza, como si lo hubieran cortado. En el caso de las mujeres, se les afeitaba el vello púbico”, contó.

Añadió que algunas fiestas se dedicaban únicamente al sexo cuando Kim estaba "particularmente de buen humor".

El Escuadrón del Placer que comenzó en los años 70 se disolvió cuando Kim Jong-il murió en 2011 y su hijo Kim Jong-un llegó al poder. Los que conocen al dictador aseguran que no lo desmembró porque no estuviera de acuerdo con su existencia, sino porque no confiaba en nadie, ni siquiera en las las mujeres y niñas de la Brigada del Placer.

"Las mujeres que entretenían a su padre conocían muchos secretos así que las obligó a mantenerse calladas”, contó el profesor Toshimitsu Shigemura, un experto en Corea del Norte de la Universidad Waseda de Tokio, según difundió The Telegraph. Cada una de ellas habría recibido por su silencio 4.000 dólares, una fortuna en una Corea del Norte sitiada por la pobreza.


Durante varios años la brigada dejó de funcionar hasta que en 2015 aparecieron los primeros informes en Corea del Sur de que Kim Jong-un estaba reclutando nuevas niñas y mujeres para una Brigada de Placer completamente suya. Se dice que el tirano “desarrolló un gusto” por las “doncellas flexibles” mientras era tratado por gota en 2014. Obsesionado con su seguridad, Una fuente dijo al periódico surcoreano Chosun Ilbo que las nuevas reclutadas eran “altas y bellas” y todas habrían sido sometidas a un entrenamiento militar en el Hotel Koryo de Pyongyang.
Fuente: Infobae

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

AnteriorInespre inicia programa de Bodegas Móviles en San Juan 
SiguienteEE.UU. registra un nuevo récord de muertes por covid-19 mientras algunos estados ya reabren negocios