PUBLICIDAD X
CONTINUAR A CDN.COM.DO
En Vivo

Empresa PKF Guzmán Tapia bajo escrutinio de partidos para auditoría forense de primarias

Santo Domingo, RD.- Luego que la empresa Deloitte & Touche canceló su contrato con la Junta Central Electoral para realizar una auditoria forense a los equipos utilizados en las pasadas primarias, el órgano comicial anunció que se encuentra consultando con los partidos políticos la posible contratación de la firma PKF - Guzmán Tapia.

Guzmán Tapia es una firma dominicana dedicada a realizar auditorias y consultorías que cuenta con más de 40 años de experiencia y dispone de una red de corresponsales y asociados en 440 ciudades de 125 países, ofrece servicios contables y de asesoría empresarial, además, tiene alrededor de 2 mil 270 socios y más de 22 mil 000 empleados en todo el mundo.

Su domicilio principal está ubicado en la Calle 14 número 3ª de la Urbanización Fernández, del Distrito Nacional y su representante es Héctor Guzmán Desangles.

Te puede interesar: Departamento del Tesoro EE.UU. define a "César el Abusador" como “narcotraficante importante”

Según la oferta técnica que presentó a la Junta Central Electoral, el pasado 31 de octubre, cuenta con experiencia en sectores como la banca privada, la administración pública, casas de cambio, el sector hotelero y turístico, servicios médicos, universidades, seguros, entre otros.

Ha realizado auditorías a entidades como los bancos Progreso, Vimenca, López de Haro, entre otros, además de empresas como Mercasid y Metaldom. Ha hecho investigaciones para entes como Participación Ciudadana, la Corporación Dominicana de Empresas Estatales de Electricidad, la Universidad Iberoamericana Unibe, la USAID, entre muchas otras.

En el equipo de expertos para la auditoría forense, ofrece técnicos experimentados en análisis de sistemas bancarios, prevención de lavado de activos, recuperación ante desastres informáticos, detección de fraudes en delitos informáticos, ciberseguridad, infraestructuras tecnológicas, y otros desafíos.

La auditoría propuesta por PKF Guzmán Tapia buscará certificar el Secreto del Voto y su No trazabilidad; descartando cualquier relación entre el elector y el voto que éste haya emitido, la Integridad de los datos y objetos de la Base de Datos; confirmando que el software es auditable y que cada voto emitido se corresponde con lo que haya registrado el sistema.

También deberán certificar que todo el proceso se ejecutó sin estar conectado a internet, además, deberá evaluar la infraestructura tecnológica de todo el Sistema de Votación Automatizada, haciendo énfasis en los aspectos de la seguridad.

Y por si todo esto fuese poco, la empresa analizará el programa o código fuente del software.