La preocupación de los familiares de la niña viene a raíz de la actitud del padre de la menor

Santo Domingo RD.– Familiares de una niña de un año y siete meses, fallecida el pasado sábado en San Francisco de Macorís, piden que el esclarecimiento de las causas del deceso, pues sospechan que a la infante le fueron sustraídos los órganos y posteriormente vendidos.

La preocupación de los familiares de la niña viene a raíz de la actitud del padre de la menor en el momento del velatorio.

Sofía María Méndez Aquino, de un año y siete meses, falleció el pasado sábado supuestamente de una neumonía en un hospital de San Francisco de Macorís.

Posteriormente el cuerpo de la niña fue traslado a la comunidad de Guayacanes,en San Pedro de Macorís, donde sería velada y sepultada.

Las autoridades investigan el caso y tienen una hipótesis sobre el hecho de que el cuerpo presente una abertura.

Raymundo Méndez Pérez, padre de Sofía, fue detenido en San Francisco de Macorís para fines de investigación.

La occisa fue sepultada el domingo a las dos de la tarde en el cementerio de Juan Dolio.