Estudio de la Fundación Juan Bosch demuestra que salarios siguen estancados

SANTO DOMINGO, RD.- A pocos días de la rendición de cuentas número siete y dos años después que el presidente de la República Dominicana, Danilo Medina Sánchez, afirmara que “No podemos avanzar con salarios de miseria”, una investigación de la Fundación Juan Bosch y del Instituto Sindical de Cooperación al Desarrollo, (ISCOS, por sus siglas en italiano) demuestra que la clase trabajadora dominicana sigue percibiendo salarios de miseria y no tiene garantizados sus derechos laborales.

Basados en los datos de la Encuesta Nacional Continua de Fuerza de Trabajo, que hace el Banco Central, el estudio evidencia que los ingresos del trabajo del 60% de los dominicanos, incluyendo los cuentapropistas, no alcanzan a cubrir ni siquiera la canasta familiar calculada para la población más pobre y el 80% gana por debajo de la canasta media.

Puedes leer: Alcalde DN inicia solución a inundaciones de 40 años en Manganagua

Esto se traduce en que el 48% de los dominicanos se encuentren por debajo de la línea de pobreza oficial, en torno a los 4600 pesos, si se calculan solo los ingresos laborales y se dejan fuera las remesas y las ayudas del gobierno.

El informe, titulado “Caracterización de la clase trabajadora en República Dominicana: aportes para la acción social y sindical y la construcción de políticas públicas equitativas en el trabajo”, concluyó que a pesar del fuerte crecimiento económico dominicano, los salarios reales de los trabadores dominicanos decrecen, y los mismos no son ajustados por la inflación acumulada ni se compensan por el incremento de la productividad del trabajo.

Por lo tanto, se reducen o, en el mejor de los casos, prácticamente se estancan, siendo así que en la actualidad el ingreso real promedio de los trabajadores es un 20% inferior al que prevalecía en 1999.

Además, el incremento de la productividad del trabajo es apropiado por el capital, ensanchándose cada vez más la brecha entre la productividad y el ingreso real de los trabajadores, siendo la base de la gran desigualdad en la distribución de la riqueza presente en el país.

La investigación, realizada por Matías Bosch Carcuro, Edgar García Cabrera, Airon Fernández Gil y  Maritza Pérez Domínguez también apunta que el actual modelo económico tampoco genera suficientes empleos para reducir considerablemente la tasa de desempleo, la cual se sigue ubicando por encima de los dos dígitos; es decir, el desempleo que existe es “estructural”, de largo plazo o involuntario, que no disminuye ni desaparece mediante simples medidas de ajuste económico.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorMigración refuerza equipos de interdicción migratoria con nueva flotilla de vehículos
SiguienteEstudio presenta políticos con mejor valoración