La salida de Cuba del Más Médicos es un boicot a Bolsonaro, dice asociación

La Asociación Médica Brasileña (AMB) considera que la salida de Cuba del programa “Más Médicos”, creado por el Partido de los Trabajadores (PT) para ofrecer salud en los lugares más remotos de Brasil, tiene “cuño de revancha” y supone un “boicot” al Gobierno del presidente electo, Jair Bolsonaro.

“Es un claro boicot a un gobierno elegido en las urnas, esté de acuerdo o no con sus opiniones. Un gobierno extranjero, con cuño de revancha, retira a sus médicos, sin tener en consideración sus compromisos éticos y morales y hasta humanísticos”, dijo en una entrevista a Efe el presidente de la AMB, Lincoln Lopes Ferreira.

El doctor considera que Brasil entregó un “sector estratégico” al “arbitrio” de un “país extranjero” en el marco del “Más Médicos”, una iniciativa que prevé la contratación de profesionales extranjeros para que atiendan la población brasileña en zonas remotas, aisladas y pobres del país sudamericano.
Cuba, un importante aliado de los gobiernos del PT en Latinoamérica, decidió esta semana abandonar el programa tras las críticas realizadas por Bolsonaro, quien señaló que los médicos cubanos estaban trabajando en el país en condiciones de “esclavitud”, por permanecer separados de sus familias y recibir solo el 30 % de su sueldo, ya que el resto es destinado al Gobierno de ese país.
“Tenían la localización de los médicos cubanos controlada,las relaciones personales controladas, controlaban el viaje de sus familiares. Eso representaba una aberración y atentaba contra la soberanía nacional”, dijo el presidente de la asociación de los médicos de Brasil, que siempre ha sido “extremadamente crítica” con la estructura del “Más Médicos”.

Para la AMB, el problema en Brasil no es la falta de médicos en esas regiones más pobres y remotas del país, sino la ausencia de una “estructura de trabajo” que permita tener equipamientos, medicamentos y un sistema que garantice la transferencia “con seguridad” en los casos de los pacientes de mayor gravedad.

“El programa Más Médicos contempla solo la presencia del médico y no de la estructura. El resultado es que, de acuerdo con un estudio del Tribunal de Cuentas de la Unión, no hubo mejoras en los indicadores sanitarios en estos 5 años”, resaltó.

“Ningún médico, por mejor formado que esté, consigue actuar donde no existe estructura de trabajo. Los intercambistas no se sometieron a ningún test de evaluación de sus conocimientos, no sabemos si recibieron educación integral”, agregó.

Para suplir la salida de los 8.322 galenos cubanos que están en Brasil por el programa “Más Médicos”, el Gobierno brasileño anunció la víspera su deseo de seleccionar todavía este mes una parte de los suplentes.
El presidente de la AMB cree que no faltarán médicos brasileños para trabajar en las áreas más remotas y pobres de Brasil, lo que contrasta con la visión del Consejo Nacional de Secretarías de Salud (Conasems).

De acuerdo con el presidente de Consems, Mauro Junqueira, al menos 611 ciudades brasileñas pueden quedarse sin médicos a partir del próximo año tras la salida de los profesionales isleños.

Para suplir la ausencia de los cubanos, la AMB propone reclutar a médicos de las Fuerzas Armadas para actuar en las áreas indígenas o de difícil acceso, así como promover la entrada en el programa de jóvenes doctores formados gracias al Fondo de Financiación para Estudios, una línea de crédito concedida por el Gobierno a estudiantes de poca renta, a cambio de una reducción de la deuda.

La AMB también sugiere que el Estado brasileño aumente su aportación para la atención médica básica con el fin de que los municipios consigan contratar a médicos en su propia región.

“Dando al medico brasileño las mismas condiciones que a los cubanos yo osaría a decir que tendríamos pocas dificultades de suplir esos puestos. En la inmensa mayoría de lugares no tenemos falta de médicos, tenemos falta de estructura y de contratos de trabajo”, precisó el presidente de la entidad.

Lopes Ferrerira resaltó que la AMB “se ha puesto a disposición de las autoridades para que eventuales daños causados por esa medida, que entendemos de carácter revanchista del gobierno cubano, no vengan a causar cualquier perjuicio a los ciudadanos brasileños”.
“¿Cómo se invierte un millón de reales (270.000 dólares) en la educación de un joven y luego no se le dan las mínimas condiciones de contrato y se gasta propaganda para denigrar la imagen del médico brasileño? Se toman recursos que serían destinadas a la asistencia y salud de los brasileños y los desvían al exterior”, criticó.

Fuente: EFE.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

COMPARTIR
AnteriorIsabel Allende recibe el Premio Nacional de Literatura de EE.UU.
Siguiente“Hillary Clinton tiene más posibilidades de ser presidenta de Libia que de EE.UU.”